La receta de coquinas más simple…y quizá la más rica.

Receta coquinas: Ingredientes

¡Ya están de vuelta! Listas para poner en práctica ésta sencilla receta de coquinas que te proponemos. Después de 2 meses de parada biológica, podemos recoger coquinas de nuestras aguas, tan buenas como siempre. Puedes encontrarlas en nuestra web, con la frescura y la calidad que nos caracteriza,
Y como siempre, respetando el tamaño mínimo legal, para que no nos falten nunca, ¡las amamos!

Una curiosidad:


Nuestros abuelos las llamaban “comida de músicos”: Cuando se comen coquinas, todos los comensales se callan, sólo se oye el peculiar repiqueteo de las conchas vacías al caer rápidamente en el plato.
Hoy te contamos cómo cocinarlas de la manera más simple, no necesitas mucho para que todos (incluidos los peques) se chupen los dedos.

Antes de empezar, un par de consejos:


*no es necesario que metas nuestras coquinas en agua, porque no tienen arena. Éso sí, enjuágalas, como cualquier alimento.
*cuando eches las coquinas a la sartén, cubre el fondo y un poco más con ellas. Si echas demasiadas, el peso de unas sobre otras impedirá que muchas de ellas se abran. Unos 300 gr. está bien.

Y ahora, a cocinar nuestra receta de coquinas:


Sólo necesitas aceite, ajo y laurel. Y como no, coquinas.
Machaca con un golpe 4 o 5 dientes de ajo gordos, déjales la piel.
Cubre el fondo de la sartén con aceite y ponlo a calentar (no demasiado aceite, sólo para freir los ajos…la coquina suelta suficiente jugo para mojar pan).
Con el aceite muy caliente, añade los ajos y el laurel. Cuando el ajo esté dorado, echa las coquinas.
Remueve un poco las coquinas, aún cerradas, para que se empapen con el aceite y cojan sabor.
Tapa las coquinas y no remuevas más (déjalas tranquilitas). En muy poco tiempo (aprox. un minuto), estarán abiertas: ve levantando la tapa y observando).
Una vez abiertas, retíralas del calor, estarán en su punto.
Es importantísimo que no te excedas en el tiempo, porque el “meollo” de la coquina se reseca, se consume y perderá mucho en sabor y textura.
Y ahora ¡a disfrutar!

Abrir chat